30 de julio del 2021

Venezuela es desplazada como exportadora de fueloil por no cumplir nuevas exigencias ambientales

Brasil está aumentando sus exportaciones de fueloil marítimo a los lucrativos centros de distribución de alta calidad de Asia, donde las normas que exigen un menor contenido de azufre han dejado fuera a la mayoría de sus competidores latinoamericanos, según fuentes y datos, obtenidos por Reuters.

Las exportaciones de fueloil representan la segunda fuente de ingresos energéticos para la mayoría de los productores de petróleo latinoamericanos.

El endurecimiento de las normas sobre emisiones hizo que Singapur, el principal punto de comercio de combustible marítimo del mundo, redujera las importaciones de fueloil de América Latina este año a 94.000 barriles por día (bpd) desde 167.000 bpd en 2016, un descenso de 44%, según datos de la agencia comercial Enterprise Singapore.

Las normas de la Organización Marítima Internacional (OMI) reducen el contenido de azufre en los combustibles marinos al 0,5% desde el 3,5%. Esto ha sido una bendición para los pocos productores de petróleo extraliviano o con muy bajo contenido de azufre de América Latina, especialmente Brasil, cuyo fuel-oil resultante cumple en su mayor parte la norma sin apenas necesidad de mezclas, atrayendo una demanda y unos precios firmes.

La empresa energética brasileña controlada por el Estado, Petrobras,  ha cambiado su estrategia comercial para aprovechar las nuevas normas del mercado. Dijo que envió tres cuartas partes de sus exportaciones de fueloil a Singapur en el primer trimestre, y espera que los precios superiores del fueloil bajo en azufre persistan durante años.

El acrónimo de mercado para el fuel oil de bajo azufre es LSFO y para el fuel oil de alto azufre es HFSO.

Petrobras dijo que el cambio mundial hacia el LSFO impulsó temporalmente los precios del fuel oil brasileño el año pasado por encima del precio del diesel, un producto refinado más ligero y generalmente más caro. Brasil representó dos tercios de las exportaciones de fueloil de América Latina a Singapur este año, frente al 10% de hace cinco años.

Petrobras dijo a Reuters que se ha alejado de los contratos a largo y corto plazo que sirven a los grandes consumidores industriales en el Caribe, Europa y Asia, para pasar a los contratos al contado dirigidos a clientes dispuestos a pagar más por cargamentos de última hora.

En cambio, los productores de petróleo agrio pesado, como México y Venezuela, que no invirtieron lo suficiente en los ajustes de las refinerías para reducir el contenido de azufre, deben ofrecer ahora importantes descuentos en los precios o dirigirse a mercados como China y Oriente Medio, donde se comercializa el fuel más sucio.

«Brasil fue capaz de llenar el espacio que dejaron», dijo Marcelo De Assis, jefe de Investigación de Upstream en América Latina de Wood Mackenzie.

Un promedio récord de unos 129.000 barriles por día (bpd) de LSFO brasileño llegó a Asia en 2020, dijo la firma de inteligencia de datos Kpler. La mitad de ese volumen pasó por Singapur, mostraron los datos de Enterprise Singapore.

El LSFO de Brasil este año se está negociando con una prima del 15% sobre el crudo Brent, dijo una fuente con conocimiento de los acuerdos.

El fuel-oil dulce de Argentina también ha registrado ventas firmes, con Puerto Rico y Singapur absorbiendo la mayor parte del volumen que el país puede exportar, según datos y fuentes.

Con las nuevas normas, la cuota de HSFO en el mercado mundial del bunkering (suministro de combustible para buques) cayó a menos del 20% a principios de 2020. Recientemente se ha recuperado hasta alcanzar el 25%, ya que cada vez más buques de la flota mundial están equipados con depuradores para limpiar las emisiones. Esto ha dado oportunidades de ventas al contado a proveedores como México.

El impulso de México para producir más combustibles para motores en sus refinerías ha aumentado su excedente de fueloil residual.

México incrementó las ventas de fueloil a Estados Unidos en un 40%, hasta 79.100 bpd en los primeros cinco meses de 2021, según datos de Refinitiv Eikon.

Aun así, México acumuló un exceso, por lo que ahora está ofreciendo alrededor del 20% de sus exportaciones a Asia, a veces con grandes descuentos, según fuentes y datos de la petrolera estatal mexicana Pemex.

El descuento en Asia para el fueloil mexicano ha crecido hasta 3 dólares por barril por debajo del HSFO de Singapur este año, desde los 1,30 dólares por barril del año pasado, dijo una fuente con conocimiento de los acuerdos al contado.

Pemex no respondió a una solicitud de comentarios. Una fuente de Pemex se encogió de hombros ante los descuentos asiáticos y dijo que la empresa estaba centrada en Norteamérica. «Estamos teniendo buenas ventas a Estados Unidos».

El fueloil de México está mayormente indexado al marcador de la Costa del Golfo de Estados Unidos, que en el primer trimestre promedió 52,77 dólares por barril.

El resto de exportadores latinoamericanos de fueloil, especialmente Venezuela, se han visto desplazados de los centros premium de Asia a los mercados donde se comercializa el fueloil más contaminante.

Históricamente el mayor proveedor regional de combustible residual a Asia, Venezuela no ha exportado oficialmente un solo barril a Singapur desde 2019 debido a las sanciones de Estados Unidos y a las refinerías anticuadas que ya no son capaces de hacer frente a los cambios regulatorios.

La petrolera estatal venezolana PDVSA no respondió a una solicitud de comentarios.

Desde 2020, PDVSA ha estado enviando HSFO a China, a menudo después del transbordo en Malasia, y Fujairah en los Emiratos Árabes Unidos, según el seguimiento de los buques tanque y los datos de la compañía.

«Todavía lo venden. La gente se olvida de que hay un mercado para el fuel oil más sucio», dijo un comerciante involucrado en las ventas.

Con información de Banca y Negocios

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder