16 de octubre del 2021

Yadier Molina lo hizo todo y guió el blanqueo de Criollos contra Caribes

Yadier Molina regresó al papel que ha desempeñado durante 17 campañas en las Mayores y por el que ha sido reconocido con nueve Guantes de Oro. El grandeliga tomó posición detrás del plato por primera vez en la temporada invernal y guió el blanqueo de los Criollos de Caguas 3-0 contra Caribes de Anzoátegui, en la segundo jornada de la Serie del Caribe, que se lleva a cabo en el Estadio Teodoro Mariscal.

Molina no solo llamó un gran juego y ayudó a mantenerse durante cinco entradas a un tambaleante Héctor Hernández, sino que sacudió un cuadrangular de dos carreras en el sexto inning para darle cifras definitivas al marcador.

“Estaba concentrado en llevar un buen juego, ese es el trabajo de un cátcher, obviamente la ofensiva es un plus y gracias a Dios me dio la oportunidad de ayudar al equipo con el bate, pero mi trabajo es llevar los pitcheos”, destacó el estelar máscara, uno de los jugadores de mayor jerarquía que compiten en Mazatlán.

El zurdo Hernández, un veterano de cuatro Clásicos Caribeños, debió batallar con su control, pero su defensa le ayudó a mantenerse en pie. En el primer inning, con uno fuera, Danry Vásquez se ponchó y Ali Castillo, que había caminado, fue inmolado en segunda en intento de robo por un certero disparo de Molina. Luego, en el segundo, Willians Astudillo negoció boleto y de inmediato Oswaldo Arcia la rodó para dobleplay, lo que despejó las bases. Aunque Luis Sardiñas mantuvo la entrada viva, con otro pasaporte, Jesús Sucre falló con elevado a la derecha.

Con el marcador en contra 1-0, Caribes volvió a amenazar en el cuarto. Con dos outs, Astudillo ligó sencillo y Arcia obtuvo cuatro malas. En esa situación Hernández recibió una arenga de Molina y dominó a Sardiñas con manso fly a la derecha.

“Excelente trabajo monticular de Héctor Hernández. No tenía comando sobre sus lanzamientos, pero transitó las cinco entradas y nos llevó hasta donde necesitábamos llegar, para usar el bullpen”, puntualizó el manager de Caguas, Ramón Vásquez. “Como dije ayer (después de la derrota ante Águilas Cibaeñas), no es lo duro que caigas, sino lo rápido que te levantes y nos levantamos rapidísimo””.

Hernández parecía irse en cualquier momento y Sucre lo saludó en el inicio del quinto con doble por la izquierda. Entonces el zurdo apretó el brazo y retiró en sucesión a Herlis Rodríguez, César Valera y Castillo.

“Conozco a Hernández muy bien, lo dirigí en Santurce durante muchos años, sé la clase de lanzador que es. Tiene la mentalidad de ir a más. Apenas me preocupaba que uno de los dos juegos que nos lanzó en la final, tiró 115-120 envíos, pero después de estar errático al principio, se encaminó, porque teníamos a este tipo atrás”, abundó Vásquez, señalando a Molina.

“Vinimos agresivos y pitcheamos mejor”, se limitó a decir Molina, que defendió la inicial en el primer desafío de la Serie del Caribes 2021, el lugar en el que jugó, además de bateador designado, con los Atenienses de Manatí y en los playoffs con los Criollos de Caguas.

“Cuando se encuentra en el lineup, solo tiene que decirme si quiere estar detrás del plato o no. Podemos hacerlo mañana, pero tiene tiempo sin recibir. Vamos a ver cómo se siente”, dijo entre risas Vásquez.

Henry Ramos, que jugó en la 2017-2018 con Leones del Caracas, conectó un hit impulsor contra Raúl Rivero, en el tercer capítulo, para quebrar la dictadura del derecho criollo, que había ponchado a cuatro de los primeros seis hombres a los que se enfrentó.

Después del inatrapable de Ramos, Rivero retiró a los siguientes siete hombres, una cadena que se rompió con boleto a Jarren Durán. Tras dominar a Ramos y poner a Molina en 1-0, el estelar pelotero le pescó un lanzamiento alto y llevó su conexión a las gradas del jardín izquierdo.

A Hernández lo relevaron Anthony Maldonado, Zack Muckenhirn, Rayan González y Fernando Cruz, que se apuntó el salvado y decretó la lechada.

Caribes no ha podido anotar en 13 entradas y luego del biangular de Sucre, en el quinto, apenas logró embasar a dos hombres por boleto y sacar la bola del cuadro en un par de oportunidades.

“Es bastante difícil lidiar con las ausencias de ‘Balita’ (Rafael Ortega) y Niuman (Romero), con pocos hombres en el roster. Pero es lo que tenemos y vamos a tratar de buscar soluciones”, puntualizó Álvarez, que vio complicarse las aspiraciones de Anzoátegui, ahora con récord de 0-2. “Tenemos que pensar en el juego de mañana (vs Caimanes de Barranquilla) y seguir día a día, enfocados en llegar a las semifinales”.

Vía: Agencias

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login