24 de julio del 2021

YouTube cierra canal de activistas que exponía maltratos en China

Un grupo de activistas kazajos ha denunciado que YouTube eliminó su canal donde publicaban testimonios de familiares de personas desaparecidas en la región de Xianjiang, China, sin explicación alguna.

La noticia fue recopilada por Reuters y señala que el grupo, con miembros de Kazajistán, es criticado por su gobierno y el de China por llamar la atención sobre las violaciones de derechos humanos en Xinjiang, hogar de múltiples minorías étnicas que denuncian un genocidio por parte de las fuerzas militares chinas.

¿Por qué fue eliminado?

El canal Atajurt Kazakh Human Rights ha publicado casi 11 mil videos en YouTube con un total de más de 120 millones de visitas desde 2017, miles de los cuales muestran a personas hablando a la cámara sobre familiares que dicen que han desaparecido sin dejar rastro en la región.

El 15 de junio, el canal fue bloqueado por violar las pautas de YouTube, según una captura de pantalla vista por Reuters, luego de que doce de sus videos fueran denunciados por violar su política de «ciberacoso y acoso».

Los administradores del canal habían apelado el bloqueo de los doce videos entre abril y junio, y algunos fueron restablecidos, pero YouTube no proporcionó una explicación de por qué otros se mantuvieron fuera de la vista del público.

A raíz de las consultas de Reuters sobre por qué se eliminó el canal, YouTube lo restauró y explicó que había recibido varias de las llamadas «advertencias» por videos que contenían personas sosteniendo tarjetas de identificación para demostrar que estaban relacionados con los desaparecidos, violando una política de YouTube. que prohíbe que aparezca información de identificación personal en su contenido.

Restablecieron el canal el 18 de junio, pero le pidieron a Atajurt que difuminara las identificaciones. Pese a ello, recibieron otra serie de mensajes automáticos de YouTube que indicaban que los videos en cuestión habían sido eliminados de la vista del público, esta vez debido a preocupaciones de que pudieran promover organizaciones criminales violentas.

Temiendo un mayor bloqueo por parte de YouTube, decidieron hacer una copia de seguridad del contenido en Odysee, un sitio web construido sobre un protocolo de cadena de bloques llamado LBRY, diseñado para dar más control a los creadores. Hasta ahora se han movido alrededor de 975 videos.

Los activistas consideran que estas sanciones son ejercidas por presión del gobierno chino, quien ha silenciado las voces sobre Xinjiang desde tiempo atrás.

Con información de RPP

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder